Radiofrecuencia

Servicios medicina estética


El tratamiento consiste en la aplicación de energía en la piel y el consiguiente aumento de temperatura, lo que produce una vasodilatación que aumenta la producción de colágeno, reduciendo la flacidez y de una manera indirecta la celulitis. Después de la sesión de radiofrecuencia podemos realizar una sesión de mesoterapia para optimizar los resultados. Recomendamos un mínimo de diez sesiones, una cada semana. Consiste en introducir bajo la superficie de la piel ciertos productos y medicamentos de reconocida eficacia. Se produce una mejora en la oxigenación, circulación local y facilita la liberación del contenido graso para producir una combustión local de grasa. El tratamiento consta de 6 a 12 sesiones, una a la semana al principio, y después cada 15 días, completándolo con alguna sesión de mantenimiento cada 3 meses.